La valoración inicial es el primer eslabón dentro del protocolo de  fisioterapia en Sabáh

¡ERROR! Tenemos un paciente a quien le duele la espalda y el fisioterapeuta le indica que se tumbe en la camilla y comienza el tratamiento con amasamientos y estiramientos, sin diagnóstico previo. En fisioterapia Sabáh es importante protocolarizar la sesión y comenzar con un diagnóstico con el fin de valorar el origen de ese dolor, molestia, contractura o patología para luego tratarla con la técnica más adecuada

Cuando un paciente viene por primera vez a Sabáh se le abre una historia clínica de fisioterapia donde se acopian los datos personales del paciente y se realiza una anamnesis profunda. Se reflejan los antecedentes sanitarios y familiares de la persona y cuál es el problema actual y el motivo de su consulta.

Una inspección visual es la que va a permitir valorar la postura global, las posibles dismetrías y la calidad de los tejidos, entre otros. Según los síntomas del paciente, nuestros fisioterapeutas en Sabáh realizan test diagnósticos diferentes en cada caso. Test de movilidad, test ortopédicos específicos y pruebas musculares, entre otros.

De esta manera, comienza una hipótesis diagnóstica y se eligen las técnicas de tratamiento, tras el diagnóstico. Punción seca, masaje funcional, acupuntura aplicada, estiramientos globales y analíticos, ejercicios terapéuticos, técnicas de energía muscular y ejercicios propioceptivos, son algunos de las técnicas más utilizadas.

Fisioterapia Sabáh

Fisioterapia Sabáh

A su vez, una sesión alivia y mejora. Sin embargo, según la patología o molestia no cura. Es necesario una continuidad pautada por el fisioterapeuta al paciente. Para ello, es aconsejable acudir a varias sesiones en función de la necesidad del afectado.

Con tiempo y un trabajo de calidad, los pacientes sienten una mejora, una evolución y se encuentran satisfechos con el tratamiento recibido. Bien es cierto que las personas tienden a repetir patrones posturales diarios, que les conducen de nuevo a posturas viciadas, mal adoptadas y reiteradas. Para ello, es importante recibir sesiones de mantenimiento con el objetivo de prevenir y que no vuelva a producirse una lesión determinada.

En nuestra clínica de fisioterapia Sabáh, sabemos lo importante que es la salud de nuestros pacientes y velamos por ellos todos los días. La visita a un fisioterapeuta palia los males comunes y enseña cómo disfrutar de una vida más sana.