Hoy vamos a hablar de uno de nuestros masajes más especiales: el masaje ayurveda.

Mejor dicho, son tres: Marma abhyanga, Kati abhyanga y Mukha abhyanga. Tres masajes diferentes para distintas partes del cuerpo que nacen de un mismo tronco: el ayurveda, una de las medicinas tradicionales más antiguas.

Seguramente habréis oído hablar de este tipo de masajes; queremos contaros en qué consisten y cuáles son los beneficios para nuestra salud.

Fundamentos del ayurveda

La palabra ayurveda proviene del sánscrito, la lengua clásica de la India, y está formada por dos términos: āyuh (duración de la vida) y veda (verdad, conocimiento). Así, podríamos traducirlo como el conocimiento que alarga nuestra vida. Un sistema para cuidar nuestra salud y aumentar nuestro bienestar.

Sus pilares son los doshas y los marmas.

Los doshas hacen referencia a los “aires vitales”, temperamentos”, fuerzas”… propias de cada persona. Según la tradición ayurvédica, existen tres doshas diferentes y según estén combinados y equilibrados, tendremos una u otra personalidad, salud, etc.

Los marmas son puntos de presión sobre los que actuar para recuperar el equilibrio perdido por la enfermedad.

El Ayurveda tiene en cuenta la interacción entre mente y cuerpo y busca, mediante los masajes, ayudar a la persona a sentirse bien de forma global. Es un sistema holístico, no se centra en un aspecto de nuestra salud sino que mira el conjunto.

Cómo es un masaje Ayurveda

Antes del masaje, se realiza un cuestionario para saber el dosha de cada persona. Puede ser: Vata, Pitta y Kapha.

Un elemento importante de los masajes ayurveda es el aceite. Se utiliza un aceite esencial, preparado específicamente en la India para cada dosha. Con él, se masajean los marma necesarios y precisos para mejorar nuestro bienestar.

Para dar un masaje Ayurveda se utilizan las manos, pies y antebrazos. Los movimientos son similares a los de un masaje tradicional, pero se busca dar una experiencia específica para cada dosha.

Existen diferentes tipos de masaje. En Sabáh, practicamos el masaje en cara, cabeza y cuerpo entero.

Para qué sirve

Los masajes utilizan aceites especiales y sirven para tanto para aliviar dolores puntuales como para prevenir posibles dolencias, puesto que aumentan la circulación y estimulan y fortalecen el sistema linfático.

Además, los aceites esenciales que se utilizan en los masajes ayurvédicos son muy nutritivos ayudan a prevenir el envejecimiento de la piel, dejándola suave y brillante.

Finalmente, el masaje ayurvédico nos proporciona otros beneficios, como el alivio del estrés y la generación de emociones. Tras una sesión, estamos más relajados, descansados y con la mente en forma.

Los beneficios específicos de un masaje Ayurveda incluyen:

  • Alivio de dolores y tensiones en la cabeza.
  • Mayor flexibilidad y mejora del tono muscular.
  • Relajación de hombros y cuello
  • Mejora en la circulación
  • Bienestar emocional