Ya está aquí… Ya se acerca… un año más… ¡El día de la madre!

Y llegan las prisas y los miedos. Si eres hijo o hija, prisas a última hora porque resulta que no te acordabas de que este domingo ya era mayo. ¿Tan pronto? Pues sí. Y si eres madre lo que temes es precisamente que no se acuerden de que mayo llega el domingo.

Nota para despistados: Hablamos de mayo porque el Día de la Madre se celebra el primer domingo de mayo.

¿Qué regalaste el años pasado? ¿Las 50 sombras de Grey? ¿Otro pañuelo de los que luego llevan todas las mujeres de su edad? Sabemos que es un lío y por eso te damos tres propuestas.

La primera es un masaje relajante. Seguro que se lo merece. Nosotros hemos preparado un masaje muy especial:

Una hora en la que recorremos espalda y brazos, para comenzar a relajar el cuerpo. Después, subimos al cuello y cráneo, donde quitaremos todas las tensiones acumuladas, y terminamos con un suave masaje en el rostro. No acaba aquí el regalo: la guinda final es un baño con leche de flores dulces mientras toma una copa de té y un dulce de chocolate.

¿Crees que le gustará? Aquí lo puedes comprar.

 

Nuestra segunda propuesta es un tratamiento de belleza. Con él, lucirá una piel fresca y cuidada. En este pack especial, ofrecemos una higiene facial, el primer paso para un resultado perfecto. Después, limpiamos de impurezas la piel con una exfoliación; y terminamos el regalo con una hidratación corporal. Todo para que recuerde este día con una sonrisa.

Si tu madre es de las tiene mil cremas en el baño, seguro que le encanta. Puedes comprarlo aquí.

 

Y si prefieres que decida tu madre, también puedes comprar una tarjeta por el importe que desees (estírate, que es tu madre…) y que ella venga a nuestro centro y escoja ella misma su regalo. Puedes comprar esta tarjeta aquí.

Recuerda: este domingo, en la comida familiar, saca nuestra tarjeta y seguro que aciertas.