Pronto llegará la primavera, con ella los días más largos, mejores temperaturas, ganas de cambiar abrigos por cazadoras y aparcar las medias. Y de pronto nos acordamos de esas zonas del cuerpo que probablemente no hayan tenido la atención debida durante estos meses fríos. A todas nos apetece vernos bien, sentirnos bonitas. ¿Pero qué es la belleza?

Cada persona es única. Es necesario huir de los estereotipos marcados por la sociedad, hay que potenciar la belleza de cada persona y encontrar el equilibrio. Esto se logra con alimentación equilibrada, actividad física diaria y cuidados específicos.

Así nos encontraremos bien por dentro y por fuera.

El objetivo de los tratamientos corporales de Sabáh es reducir la celulitis, remodelar la figura, combatir la retención de líquidos… Dar respuesta, en definitiva, a todos aquellos desequilibrios de nuestro cuerpo y piel.

IMG_0350

En Sabáh personalizados al máximo nuestros tratamientos. Partimos de un objetivo claro y lo acompañamos de un diagnóstico exhaustivo. Para este primer análisis, utilizamos una plataforma de bioimpedancia, Inbody, que nos da los valores de nuestra composición corporal: músculo, grasa y agua.

La bioimpedancia se fundamenta en la oposición de las células, tejidos o líquidos al paso de una corriente eléctrica, generada por el equipo. Cada elemento reacciona de una forma distinta: el músculo favorece la corriente, mientras que la grasa ofrece más resistencia. Según cómo haya resistido o conducido la corriente, obtenemos unos valores u otros. Así, sabemos con exactitud cómo es nuestro cuerpo y qué necesita.

Trabajamos las mejor tecnología, puesta al servicio de nuestros clientes. Estos avances científicos, sumados a la experiencia de nuestras técnicos en estética, definen el tratamiento más adecuado a seguir.

“Uniendo el objetivo y encontrando la causa de ese desequilibrio, estamos en camino de ofrecer los mejores resultados”, asegura Celia Montañés, coordinadora de estética. “En nuestros tratamientos, combinamos nuestras tres técnicas, fundamentales para un resultado global: manual, aparatología y cosmetología”.

La pasada semana, Montañés presentó en Sabáh la campaña de tratamientos corporales para esta primavera. Allí mostró los beneficios y resultados que Sabáh ofrece a sus clientes.

En la era de las máquinas, Sabáh da mucha importancia a nuestras manos. Los masajes del área de estética se diferencian de los relajantes, ya que “aquí se trabaja a nivel circulatorio, adiposo y conjuntivo. Con ellos, se activa el sistema circulatorio, se eliminan toxinas y se reduce la celulitis”, dice Montañés.

IMG_0379

Sabáh trabaja con la prestigiosa marca de alta cosmética Massada. Una firma española que que se preocupa por todas las fases del proceso. Seleccionan las materias primas en el lugar más apto (Suiza, Chile…) y realizan la extracción del principio activo, sin añadir perfumes o colorantes artificiales. Estos cosméticos facilitan la eliminación de líquidos, reafirman tejidos e inhiben la formación de grasa.

“Nuestras tecnologías de cabecera son el saco termal, la presoterapia y el Indiba”, afirma la coordinadora de estética. El primero prepara los tejidos a manipular y facilita la absorción de la cosmética que aplicamos. La presoterapia favorece el drenaje linfático y la correcta circulación de retorno. “Nuestro equipo estrella, Indiba, reafirma, estimula la producción de colágeno y facilita la liberación de la grasa del adipocito”.


A partir de hoy mismo, es posible reservar un tratamiento corporal en Sabáh para sentirte bien por dentro y por fuera. El diagnóstico es gratuito y hasta el 15 de abril, hay un 15% de descuento.