Seleccionar página

Las manchas en la piel aparecen cuando el cuerpo produce melanina inconsistente. La melanina es el principal pigmento responsable del color de la piel y puede alterarse por una exposición al sol o por cambios hormonales. Las manchas se clasifican según un exceso (hiperpigmentación) o una falta (hipopigmentación) de melanina en la piel. También pueden clasificarse por el origen externo o interno de sus factores:

  • Sobreexposición al sol.
  • Productos para aclarar la piel de baja calidad.
  • Medicamentos o anticonceptivos orales.
  • Dieta no equilibrada.
  • Cambios hormonales.
  • Falta de calcio, hierro o vitaminas.

A continuación veremos los tipos de manchas en la piel:

Manchas por hiperpigmentación

Manchas oscuras de color marrón. Estas son:

  • Pecas: pequeñas manchitas marrón claro que aparecen en el rostro.
  • Lentigo simple: manchas oscuras, pequeñas y aisladas. Aparecen con la edad en el cuerpo.
  • Lentigo solar: similares a las anteriores, pero a causa del sol.
  • Melasma o cloasma: pigmentación difusa de color marrón claro con bordes poco delimitados, generalmente en el rostro.

Manchas por hipopigmentación

Manchas blancas en la piel. Estas son:

  • Pitiriasis Alba: manchas claras que aparecen en la cara y el cuello.
  • Vitíligo: enfermedad que se manifiesta como parches blancos en la piel.
  • Micosis: infección producida por hongos que se manifiesta con pequeñas manchas blancas.